Importar el coche a Países Bajos

Photo by Seifeddine Dridi on Unsplash

¿Te has mudado a los Países Bajos y te has traído tu coche? En ese caso, no hagas lo que hicimos nosotros la primera vez que vinimos en 2011 o lo que hicimos al llegar a Berlín. Registra tu coche, regístralo con una matrícula local y asegúralo con una compañía también local.

La probabilidad de que te pillen si no lo haces es bien baja, nosotros somos el ejemplo. Pero eso no significa que esté bien hecho. En Países Bajos, por ejemplo, tienes hasta 6 meses para hacer los trámites. Si no lo haces y te pillan, la policía te puede escribir una pequeña dedicatoria.

Por otra parte, una compañía de seguros, a no ser que tengas razones muy fuertes, no te va a asegurar más de tres meses fuera del país de la compañía.

Es decir, si haces lo que hicimos nosotros estarás viviendo en la ilegalidad y con el riesgo de recibir una «factura» en casa.

Acabamos de pasar por este proceso en los Países Bajos y ya tenemos nuestro coche con la famosa matrícula amarilla holandesa. Así que, ahora que aún lo tengo fresco he pensado en explicarlo aquí.

Si te creías que la burocracia Alemana era difícil y lenta… ¿Cómo era ese refrán? ¿Unos tienen la fama, y otros cardan la lana?

Hay que pasar por aduana

Sí, tal y como le lees. Hay que pasar por aduana y pagar un peaje. Pero no, no tienes que hacerlo en la frontera de entrada al país, se hace desde casa.

Para evitar los típicos trucos de ir a Polonia a comprar un coche mucho más barato y traerlo de vuelta, se supone que tienes que declarar la importación del coche. ¿Eres catalán y tienes más años que un árbol? Entonces, me imagino que te acordarás de Andorra.

En función del coche, los años que tenga, el combustible y el precio del mismo el montante del impuesto variará. Pero no estamos hablando de cientos de euros, sino de miles.

Pero, no te preocupes. Hay un caso en el que puedes pedir una excedencia de dicho impuesto y no pagarlo. Cuando se considera que el coche es parte de tus bienes y ha formado parte de la mudanza junto con tu sofá, tu televisor y el jarrón que te regaló tu abuela.

Si tienes pensado quedarte en Holanda por un largo periodo, no vas a vender el coche y vas a rematricularlo, te recomiendo que este sea el primer papeleo que hagas nada más llegar al país.

Para eso necesitas dos cosas.

La primera es cumplir una serie de requisitos para que ellos consideren que puedes beneficiarte de no pagar el impuesto:

  • Que te estás mudando desde otro país de la UE.
  • Que el vehículo es tuyo.
  • Que usarás el vehículo en los Países Bajos con la misma finalidad con que lo hacías en el país desde el que vienes.
  • Que compraste el vehículo en un período superior a los 6 meses antes de tu mudanza a los Países Bajos.
  • Que has vivido un mínimo de 12 meses en otro país antes de mudarte a los Países Bajos.

La segunda es descargarte y rellenar este formulario y enviarlo a la dirección que te indican. En un plazo de pocos días (si está todo correcto y has enviado toda la documentación que te piden) recibirás la respuesta de si te aceptan la excedencia.

Regístralo en el RDW

El RDW es como la DGT holandesa.

No seas tan pardillo como yo y esperes a tener el paso anterior finalizado para empezar este. Aunque al final necesitas tener los dos finalizados, los puedes realizar en paralelo y seguro que perderás menos tiempo.

¿Y qué necesitas hacer? Esta página te lo explica en ingles. Pero básicamente, tienes que pedir una cita en esta página de la RDW (o como como ellos dicen Keuringsafspraak maken) en tu centro de inspección más cercano.

Allí te harán una inspección técnica del coche (una especie de ITV). Te recomiendo que llames con antelación sobre qué papeles necesitas presentar, pero básicamente es:

  • Los papeles del coche que demuestren que eres el propietario.
  • Un documento del gemeente que demuestre que estás registrado en el país o el carnet de conducir holandés si lo tienes.

Durante el proceso de registro en el RDW para pedir cita, te preguntará si quieres una matrícula de un día. Te recomiendo que selecciones la opción. Aunque probablemente no te la quiten físicamente, se supone que ese día ya no deberías volver a casa con tu matrícula anterior (en mi caso era la alemana). Con eso te podrás descargar un PDF que te asigna una matrícula de un día con la que deberías volver a casa. Esa matrícula podrás hacerla manualmente en casa. Será el momento de practicar tu lado artístico.

A estas altura te podrás preguntar qué pasa con tu seguro. Pues que ya no te cubre, ya que se supone que tu matrícula anterior ya no la puedes usar. Para eso están los Eendagskenteken verzekering que son seguros de un día que algunas compañías ofrecen. Yo usé este.

El último trámite

Al finalizar la inspección del RDW te darán un papel para un último trámite que hay que hacer con BPM. Pagar el impuesto de importación.

Si conseguiste la excedencia de este impuesto en el primer paso, deberás descargarte el PDF que hay aquí, rellenar el formulario y enviarlo por correo postal a la dirección que te indican.

Si no la conseguiste, deberás ir a una página web, que te indicarán en el RDW, para hacer los trámites requeridos para pagar el impuesto que te toque.

Tanto cuando reciben la carta o la transferencia, el Belastingsdienst lo notificará al RDW para que continúen los trámites.

Ya casi está

En ese punto del proceso, te encuentras en lugar de nadie. Tu matrícula anterior no la puedes utilizar, pero la nueva aún no la tienes. Todavía no puedes asegurar tu coche en Países Bajos porque aún no sabes tu número de matrícula.

Solo te queda esperar y no coger el coche.

Unos 4-5 días después de que el Belastingsdienst lo notifique a la RDW te debería llegar una carta a casa. Una carta con una tarjeta tamaño DNI. Felicidades! Ya tienes número de matrícula!

Una vez recibido ya puedes hacer los dos últimos trámites:

  1. Contratar un seguro de tu coche. Aquí todo el mundo utiliza esta página para buscar el seguro con el mejor precio.
  2. Acercarte a un local homologado para que te impriman tu matrícula. Con la tarjeta del coche que te acaba de llegar, tu documento que te identifique y unos euritos por delante te darán las nuevas matrículas de tu coche que podrás instalar. Puedes encontrar aquí un documento PDF con la lista de fabricantes de matrículas homologados.

Y ahora sí, después de cartas, llamadas, visitas, formularios rellenados, cabreos y algún susto que otro, ya tienes el coche registrado en los Países Bajos!

Felicidades! Ya estás legal en uno de los países que más caro impuesto de circulación pueda tener.

¿De dónde soy o de dónde vengo?

«¿De dónde soy o de dónde vengo?«, preguntaba el señor Pelegrí Pelegrí Pelegrí al presentador de este programa de televisión.

Ya hace muchos años de eso y mi memoria comienza a flojear como mi flequillo, pero recuerdo que fue un fenómeno. Lo que hoy llamaríamos trending topic. Si twitter hubiese existido en esa época (este momento debe tener como unos 20 años) se hubiese hecho viral ese mismo día.

«¿Dónde he nacido o dónde vivo?«, se preguntaba. Algo que sonaba muy ridículo en aquel momento para mí y para mucha gente.

Ya llevábamos como unos 6-7 meses viviendo en los Países Bajos en aquel 2011 cuando, en una de nuestras muchas visitas, fuimos a Den Haag (La Haya). Los holandeses son bastante curiosos y chafarderos. Por eso, cuando ven que no eres de aquí, suelen preguntarte de dónde eres, qué haces en su país y qué te trajo aquí, de qué trabajas, si te gusta su país…

A su primera pregunta de dónde era siempre respondía lo mismo: Barcelona (por alguna razón que sigo sin comprender, decir Barcelona creaba una mayor conexión e interés en ellos que decir España ¯\_(ツ)_/¯ )

Ese día en Den Haag, cuando fuimos a la tienda y nos ametrallaron con las preguntas instintivamente dije: Haarlem. La cara de la otra persona me hizo ver que no era la respuesta que esperaba… o le encajaba. Así que maticé: «Bueno, originariamente somos de Barcelona, pero ahora estamos viviendo en Haarlem«.

¿Dónde vivo o de dónde soy?

Como ya sabes, hace poco nos mudamos de Berlín a Haarlem. Aunque ya era una ciudad que conocíamos y habíamos vivido, sabíamos que sería diferente. Así que, a pesar de todo, había incertidumbre.

¿Y si no es lo que esperamos? ¿Si la experiencia sale mal? ¿Si no acabamos de encajar? Hace mucho desde que vivimos aquí. Lo primero que venía a la cabeza cuando nos hacíamos esas preguntas era: «Pues volvemos» ………. ¿Volvemos? ¿A dónde volvemos? ¿A Berlín, donde vivíamos antes, o a Barcelona, de donde somos originarios?


Bueno, realmente yo soy originario de Rubí, una pequeña ciudad cerca de Barcelona. Pero entre que no la conoce nadie y que he vivido en Barcelona durante cerca de 13-14 años, siempre digo Barcelona.


Sí, éramos de Barcelona, pero llevábamos ya un tiempo considerable en Berlín. Habíamos hecho nuestra vida en Berlín. ¿Dónde deberíamos volver si quisiésemos volver? ¿Qué significado tiene la palabra volver para nosotros?

Desde que hemos llegado aquí y nos hacen la dichosa pregunta mi respuesta ha sido siempre: «Somos de Barcelona, pero venimos de Berlín, donde estábamos viviendo

Luego está lo que llamo el síndrome E.T.:

  • La tienda que teníamos al lado de casa … en Poblenou (Barcelona).
  • Que pena que no tengamos una cafetería como la que teníamos al lado de casa … en Berlín.
  • Al lado de casa … la otra, en el sur de Haarlem.
  • Y, naturalmente, nuestra casa actual.

Obviamente, siempre necesito enfatizar dónde después de casa. Veo mi casa en todas partes!

No sé si en psicología se le conocerá por algún nombre, pero el cacao que tengo a veces es monumental. Es como si no perteneciese a ninguno de esos lugares, pero perteneciese a todos a la vez. Voy perdiendo mis raíces, mientras voy dejando un poco de ellas en cada uno de los lugares.

Ya no sé a dónde pertenezco, si pertenezco a algún lugar.

¿Dónde he nacido o de donde vengo?

¿Te pasa a ti lo mismo?

Koningsdag

Koninginnedag 2011

Con todo este follón del COVID-19 casi se me pasa hablar sobre una de las fiestas más locas que nunca he visto… Bueno, de hecho sí que se me pasó porque era para finales de abril y me acordé casi un mes más tarde.

Y… probablemente, no sea tan loca si la comparamos con los Correfocs en Cataluña o fin de año en Berlín. Todo depende de con quien hables. Pero es que a mí me impactó mucho.

Cada año, el 27 de abril se celebra en los Países Bajos lo que se conoce Koningsdag o Dia del Rey (de Koning – rey y dag – día y que pronunciaríamos algo así como koningsdaj)

Antiguamente era el 30 de abril y se conocía como Koninginnedag o Día de la Reina, pero desde que el rey actual, el rey piloto, cogió el trono del país, naturalmente, se cambió la fecha.

¿Qué pasa este día?

En Den Haag (La Haya) sucede la parte aburrida. Recepciones, actos oficiales, suena el himno… probablemente haya canapés … fotos,… ¿soplará las velas?

En Amsterdam pasa la diversión. No sé si en otras partes del país organizan algo parecido, pero yo solo conozco lo que sucede en Amsterdam.

Es lo que yo llamo la fiesta por la fiesta. Por que pongo en duda que a la gente le importe mucho cuándo es el cumpleaños del rey.

El día suele empezar, en muchos lugares, con la gente saliendo a la calle a vender objetos que tenga en casa que no quiere. Como un mercadillo de segunda mano, pero con todo el mundo. Aquí en Haarlem, por poner un ejemplo, se asignan parcelas en la calle donde cada uno puede poner sus objetos o «tienda». Para participar de dicho «mercadillo» hay que pedir permiso.

En Amsterdam se empieza el día anterior con fiestas y conciertos en muchos lugares.

A partir de media mañana del 27, la gente empieza a desplazarse a Amsterdam. Trenes, autobuses y tranvías llenos con gente cuyo destino es el centro de la ciudad.

A medida que va pasando el día se va desatando la locura poco a poco.

Fiestas por todas partes.

Bares, discotecas, escenarios, casas particulares, un grupo de personas… Fiesta y música por todas partes. En el interior y en el exterior.

Rock, metal, trance, house, hardcore,… De todo.

Calles que normalmente están vacías, ese día están infestadas de gente. Tramos de calle que cualquier otro día del año los recorres en 1 minuto, ese día puedes tardar 1 hora. Gente que cualquier fin de semana está borracha, ese día está aún más borracha.

Si la calle se te queda pequeña, no te preocupes, te quedan los canales. Las fiestas siguen en los botes y barcas. Hay tramos de los canales que podrías andar de cabeza en cabeza sin mojarte con el agua.

Hay gente que tiene la teoría que los holandeses se guardan durante todo el año para este día… y para fin de año, también.

Ese día solo hay una regla. Todo el mundo debe vestir de naranja, el color de la casa real holandesa, la casa de Oranje-Nassau.

¿Todo es fiesta, música y alcohol? No, también hay zonas para los pequeños.

Al sur de la ciudad, en el Vondelpark, todo son actividades para los que todavía no tienen edad de estar de fiesta por las calles de Amsterdam. Mientras les llega el momento, allí encontraran actividades, espectáculos, pasteles, cupcakes,… para que las familias vayan a pasar el día con sus hijos.

Obviamente, este año se ha celebrado el Koningsdag con las calles vacías… O casi vacías.

Para finalizar, te dejo un corto vídeo en el que te puedas hacer una idea más visual.

Bevrijdingsdag

El 5 de mayo de 1945, el general canadiense Charles Foulkes se reunía con el comandante alemán Johannes Blaskowitz, en presencia del Príncipe Bernhard, para negociar la rendición y posterior retirada del ejército nazi de los Países Bajos.

Ese día se hacía oficial la liberación del país por parte de las tropas nazis ocupantes.

También daba paso a una de las festividades más curiosas que nunca he visto. Luego explico por qué.

Desde entonces, cada 4 mayo se celebra en Holanda el Nationale Dodenherdenking o Día de los caídos (Doden – muertos y herdenking – commemoración y que se pronuncia, aproximadamente, como en español pero con la h inglesa) en el que se recuerdan a todos los fallecidos por la Segunda Guerra Mundial y cada 5 de mayo el Bevrijdingsdag o Día de la Liberación (Bevrijding – liberación y dag – día y se pronuncia, más o menos, befreidingsdaj).

Durante estos dos días se realizan toda una serie de eventos y celebraciones oficiales durante los cuales los edificios oficiales (y mucha gente en sus casas, aunque no es obligatorio) ondean la bandera holandesa (el 4 de mayo a media asta). Una curiosidad es que en muchas fachadas holandesas se puede observar como ya disponen de un artilugio (ni idea cómo se llama) para colocar la bandera.

Este año estaba la celebración dedicada a la conmemoración de los ’75 años de libertad’, pero debido al COVID-19 las celebraciones han sido bastante sencillas… y vacías.

Hasta aquí todo normal, ¿cuál es la curiosidad de esta fiesta?

El 5 de mayo es una fiesta oficial en los Países Bajos, sin embargo no siempre es festivo. Es decir, uno no se libra de ir a trabajar. Si quieres tener el día libre, necesitarías hablar con tu empresa y ver qué se puede hacer.

Excepto… ahora es donde viene … cada 5 años. Por alguna extraña razón que desconozco y no he conseguido encontrar aún, cada 5 años sí que es un día festivo.

Este año 2020 tocaba festivo. Imagínate, un día que solo es festivo cada 5 años y cuando llega, toca en mitad de pandemia. Fiesta desperdiciada y a esperar otros 5 años para volverla a tener.

No todo son celebraciones oficiales. También hay que dejar espacio para la diversión, especialmente ahora que comienza a llegar el buen tiempo y se puede disfrutar ya el exterior. Hay muchos lugares donde se realizan festivales de música, siendo el de Haarlem, llamado Bevrijdingspop, probablemente uno de los más populares del país.

Sin embargo, como ya te imaginarás, este año se ha tenido que cancelar. Habrá que esperar al año que viene porque, las celebraciones, sí que suceden cada año.

¿Me sirve el carnet de conducir español en Europa?

Image by Andreas Breitling from Pixabay

La respuesta corta es: depende. Si quieres saber la larga, sigue leyendo.

¿Tienes carnet de conducir de un país de la Unión Europea? Si lo tienes, seguro que si lo ves por la parte frontal verás en la parte superior izquierda la bandera de la UE con las iniciales del país donde se expidió.

Probablemente hayas pensado como pensaba yo que, al ser un carnet de conducir europeo, te permitía conducir por cualquier país de la Unión Europea, sin necesidad de homologarlo o cambiarlo… Simplemente llegas al nuevo país, conduces y ya está.

Esto es cierto a medias.

Si necesitas conducir de forma temporal como alquilar un coche o viajar temporalmente con tu propio coche, eso es cierto. Cualquier permiso de la UE te permite conducir por cualquier país de la misma.

¿Y si me voy a vivir a otro país de forma permanente? ¿También me sirve?

Yo pensaba que sí, que tampoco necesitaba hacer nada. Pero hace poco descubrí que esto no era así. Por casualidad, porque mi intención era seguir haciendo lo que venía haciendo hasta ahora. Nada. Seguir con mi permiso y renovarlo en España.

El depende es porque sólo en ciertas situaciones hay que cambiarlo.

Si cuando llegas al país tu permiso de conducir es Europeo y aún es válido, no tienes que hacer nada. Puedes seguir conduciendo y usarlo sin problemas.

Sin embargo, si una vez ya viviendo el carnet se te rompe, se te pierde, te lo roban, se te caduca… Es decir, necesitas expedir uno nuevo, entonces necesitas hacerlo en el país donde estés. Si decides volver a tu país a renovarlo, podrías ser multado.

En el caso de caducarse (que es lo que me pasó a mí) lo que deberías hacer es lo que yo no hice. Cambiarlo antes de que se caduque. En cuyo caso tendrás que seguir los sencillos pasos que explicaré un par de párrafos más abajo.

Sin embargo, si ya tienes el carnet caducado, necesitarás o un papel de la Dirección General de Tráfico certificando que puedes conducir (a pesar de estar el permiso caducado) o ir a tu país a renovarlo y cambiarlo a la vuelta (lo que significa pagar doble).

¿Qué debes hacer para realizar este cambio?

En el caso de Holanda es muy fácil. Sólo debes ir al gemeente (las oficinas del ayuntamiento donde se hacen las gestiones), con cita previa, de la población donde vivas. Una vez allí deberás entregar una foto, rellenar unos papeles, pagar las correspondientes tasas y entregar tu permiso de conducir. Sí, esto significa que lo pierdes por un tiempo, durante el cual no podrás conducir.

Una pequeña pausa aquí. Cuidado con entregar cualquier foto, porque no servirá. Yo intenté presentar las mismas que me hice para renovar el pasaporte en España y me las rechazaron. Parece ser que cada país tiene sus propias manías. Se acaba la pausa.

Si no encuentran ningún problema por el que necesiten más papeles (algo que a mí me pasó por ir de listillo), en un plazo de unas 3-4 semanas te llegará una carta a casa, avisando que el permiso ya está listo. A la vez que te envían esta carta, el permiso va camino del gemeente correspondiente. Ahora solo es cuestión de recorrer el camino que hay entre tu casa y el gemeente, entregar la carta que has recibido y un papel que te dieron el día que entregaste tu carnet. A cambio te entregarán tu nuevo permiso de conducir.

El cual será igual. Mismo tamaño, mismo tono rosado, mismo formato y el mismo permiso para conducir por cualquier país de la UE. Pero esta vez en el idioma local (en mi caso holandés) y con otras letras diferentes dentro del círculo de estrellas (en mi caso NL)