Mis Eiskaffee favoritos en Berlín

En Berlín (y creo el resto de Alemania) decir Eiskaffee es sinónimo de decir verano y decir verano es sinónimo de decir Eiskaffee. De la misma forma que el invierno tiene la misma relación con capuccino y tarta/pastel.

Y no digo helado, porque he visto las heladerías abiertas todo el año y gente comiendo helado todo el año. Sí, todo el año. Sí, en invierno también. Sí, en Berlín. Lo que tienen aquí con el helado es enfermizo. Nunca en mi vida he visto comer tanto helado como el que se come aquí.

Y ten mucho cuidado en lo que realmente quieres pedirte o acabarás descubriendo el Eiskaffee sin desearlo, como nos pasó a nosotros. «Hace mucho calor y me apetece algo fresco. Creo que me pediré un café con hielo», «Hielo en alemán es eis, debe ser esto de Eiskaffee»…. Y tracatá! Eis en alemán tiene dos significados: hielo y helado (el dulce). Si lo que quieres es un café con hielo deberás especificar que quieres un café con cubitos de hielo, es decir: Kaffee mit eiswürfeln.

El Eiskaffee es una de las delicatessen del verano. Se trata de un café con hielo, con 1 ó 2 bolas de vainilla y un remate final de nada montada con un poco de cacao o canela espolvoreada. Una delicia veraniega y un clásico. Se convierte en un hábito y no hay fin de semana que pase sin que caiga al menos uno. ¿Te has secado ya la babilla?

Bueno, el objetivo de este post no era el explicarte la receta del Eiskaffe si no el explicar cuáles son mis favoritos en Berlín.

Cafe Extrablatt

En pleno barrio de Charlottenburg (el más famoso y comercial del Berlín del oeste) Cafe Extrablatt se encuentra en uno de los locales de un centro comercial que hay en Wilmersdorfer Strasse, como una especie de Rambla alemana. Suele ser el lugar que visitamos para tomar algo cuando vamos a Charlottenburg, pero de todos los Eiskaffe que mencionaré hoy, probablemente sea el más flojo.

Una de las cosas buenas respecto a los demás es que, para saciar la gula, al café, la bola de vainilla y la nata, si te ha parecido poco, le añaden el cono del helado. ¿Cuándo se ha visto una bola de helado sin cono? Pues aunque esté metida dentro del café!

Oxymoron

Este lo encontramos un poco por casualidad. Estábamos dando una vuelta por Hackescher Markt y en el Hof que hay al lado entramos para ver qué había para tomar algo. Vimos este café, comprobamos que tuviese Eiskaffee y nos sentamos. Oxymoron está un poco escondido de la calle principal, pero como la gran mayoría de cosas en Berlín. Si esperas encontrarlo todo a pie de calle, como estamos acostumbrados nosotros, te perderás más de la mitad de las cosas.

En este bar también tienen una variedad que hay en muchas cafeterías, para los menos cafeteros o los que no pueden beber café a partir de según que horas, que es el Eisschokolade. Como el Eiskaffe pero con chocolate. Aunque pueda parecer lo contrario, el de la izquierda es el Eiskaffe y el de la derecha el Eisschokolade.

Es de los mejores que he tomado y eso es porque el café sabe a café. Uyyyy, ¡qué sorpresa!! Bueno, es que en la mayoría de sitios suelen poner o café con leche, o batido de café… Que al final no sabe tanto a café.

Kaffeehaus KuchenRausch

En el barrio de Friedrichshain se encuentra Kaffeehaus KuchenRausch. Como no puede ser de otra forma lo encontramos de casualidad paseando por el barrio. Estábamos cansados y con ganas de tomar algo (qué gulas! siempre merendando!) Diría que es un Eiskaffee muy parecido al de Oxymoron y también tienen Eisschokolade.

Café Eiszeit

El Café Eiszeit es el menos céntrico de todos, ya que se encuentra a unos 60 kilómetros de Berlín. Aún así lo añado porque es de mis lugares favoritos. Se encuentra cerca de un lago al que solemos ir en los meses de verano y, alguna vez, cae un Eiskaffee antes de volver a casa. Una de las mejores cosas que tiene es su ubicación, un pueblo pequeñito en mitad de un parque natural sólo rodeado de naturaleza y tranquilidad.

Como habréis podido observar lo de la foto son dos Eisschokolade, a pesar que habíamos pedido dos Eiskaffee. Si no sabéis alemán es probable que tengáis problemas para entenderos. No hablan ningún otro idioma.

Kaffeegarten auf der Liegewiese

Para finalizar, probablemente el mejor Eiskaffee que haya tomado en Berlín sea el de Kaffeegarten. Como podéis ver en la foto es café puro, con una nata que está riquísima y una sabrosísima tarta de manzana. Además el entorno ayuda. Se encuentra en la Pfaueninsel (también conocida como Isla de los pavos reales), una pequeña isla en el río Haven rodeada de naturaleza, jardines, algún castillo y, obviamente, pavos reales. Una muy recomendada visita, no sólo por el Eiskaffee, si vienes a Berlín.

Un comentario en “Mis Eiskaffee favoritos en Berlín

  1. Pingback: Y ahora el turno de las cafeterías – Persiguiendo un cheesecake

Deja un comentario