Un Berlín menos turista I

«Oye Dani, vamos de visita a Berlín desde el día DD/MM hasta el DD2. Tú que vives allí, ¿nos podrías recomendar lugares a visitar auténticos? Los lugares por donde os movéis los locales y no los turistas»

Me ha preguntado alguna vez algún conocido… Amigos y familiares no suelen preguntarlo porque suelen alojarse en casa y les hacemos de guías 🙂

Si vives también en otro país que no sea el tuyo, es probable que te suene esta pregunta.

Pregunta que me resulta curiosa porque, si la gente quiere evitar lugares turísticos y visitar los lugares más «auténticos», ¿porque luego los lugares turísticos están tan masificados?

Con este post no voy a recorrer ninguno de estos lugares menos turísticos, sino algunos de los lugares turísticos que yo recomendaría evitar.

Checkpoint Charlie

Si tuviese que decidir solo por un punto turístico a evitar de Berlin, ese seguramente sería el Checkpoint Charlie.

Como lugar turístico apenas tiene interés. No conserva nada del original, siendo una reproducción absoluta. Es un punto de feria donde los soldados son actores pagados para que la gente se haga foto con ellos. Aún y así es, probablemente, uno de los puntos turísticos más concurridos y masificados de la ciudad.

El interés de este lugar reside en su historia. La cual puedes buscar por Internet, la puedes encontrar en Wikipedia, cualquier libro y a la cual ya le dediqué una entrada en este post. Pero de esas historias del Checkpoint Charlie apenas queda nada allí, más allá de algunos murales con fotografías.

Es uno de esos lugares que si te vas de Berlín sin verlo no pasa nada, pero que seguramente quieras visitar para hacerte la foto y decir que has estado allí. No pasa nada, todos lo hemos hecho 🙂 Algo que, en el fondo, tienen todas las ubicaciones de las que voy a hablar en este post.

Pero ya digo, la diferencia entre hacerte una foto aquí y en una atracción de Portaventura (inserta aquí cualquier parque temático de tu conocimiento) es casi nula.

East Side Gallery

Image by https://megapixel.click – betexion – photos for free from Pixabay

Es uno de los restos del muro de Berlín más conocido de la ciudad. Se encuentra en la frontera entre los barrios de Friedrichshain y Kreuzberg, a la orilla del Spree (río que cruza la ciudad). Cerca de las estaciones de Warschauer Straße y Ostbahnhof.

Tiene dos principales caracterísiticas que lo hacen el más conocido:

  • Es el trozo de muro más largo mantenido en pie en la ciudad.
  • Está cubierto, de punta a punta, de decenas de grafittis. Algunos de ellos conocidos.

Pero, al ser más conocido, es también el más visitado por los turistas. Los turistas independientes, los que van en tour guiados y los que van con el bus turístico de la ciudad.

En el fondo es un trozo de muro, como otros muchos de la ciudad, con graffitis.

«Pero Dani, no me jodas! Si voy a Berlin y no veo el muro, es como si voy de visita a mi ciudad y no visito a mis padres.«

Sí, lo sé, y por eso en ningún momento te he dicho que no visites el muro. Si no que, a no ser que tengas algún interés especial por el East Side Gallery y/o sus grafittis, hay otros lugares que recomendaría mejor. Por ejemplo, El Memorial del Muro de Berlín, en la calle BernauerStraße.

También es un lugar visitado por turistas, pero mucho menos concurrido y más tranquilo que el East Side Gallery. También tiene un largo trozo de muro, aunque menos que el East Side Gallery. Aunque no tiene grafittis. Sin embargo, tiene una serie de particularidades que lo hace, para mí opinión, mucho más interesante que el East Side Gallery:

  • Hay por el lugar murales, inscripciones y fotografías históricas para entender la historia del muro de Berlín.
  • Se mantiene una reproducción exacta de cómo era el conocido muro de Berlín: Dos muros separados por unos cuantos metros, una torre de vigilancia entre ambos muros y un camino de tierra por el que circulaban coches de vigilancia.
  • Justo enfrente, al otro lado de la calle se encuentra el Centro de Documentación del Muro de Berlín. En él puedes encontrar dos cosas. Por un lado, una exposición de fotos, textos y vídeos de lo que supuso el muro a los berlineses y cómo se sucedió todo. Por el otro, una torre a la cual puedes subir para observar desde arriba la reproducción de la que te hablaba en el punto anterior.

Pero no te preocupes, si te dedicas a callejear por la ciudad (algo que altamente recomiendo) te irás encontrando trozos de muro por la ciudad. Trozos sueltos, no enteros como este que te comento.

Alexanderplatz

Es la Plaza Catalunya de Berlín (y no pongo ejemplos de otras ciudades, porque al ser de Barcelona es el más próximo que tengo)

Es decir, una plaza normal y corriente, a la que todo el mundo va porque quiere ver una plaza normal y corriente y, por lo tanto, atrae también a mucho maleante y profesionales del hampa.

Hay quien se decepciona cuando ve que al ir a visitar una plaza normal y corriente se encuentra con… una plaza normal y corriente.

También verás gente cantando, gente pintando, gente haciendo malabarismo, gente haciendo todo tipo de habilidades que atraiga la atención de los turistas y, sobre todo, su dinero.

Otra de las atracciones de la plaza es la numerosa cantidad de policías congregados allí vigilando que no pase nada.

Las únicas razones que se me ocurren por las que ir a Alexanderplatz como turista son: visitar la Fernsehturm, tener el hotel cerca, coger el tren en la estación que hay al lado de la plaza o que te hayas perdido.

Nosotros solemos ir por esa zona si vamos al Decathlon que hay al lado o a un centro comercial que también está cerca.

En invierno, esa zona acoge dos de los múltiples mercados de Navidad de Berlín.

Sin embargo, si aún decides pasar por allí por alguna de las razones que he mencionado o porque simplemente no quieres irte de Berlín sin ver uno de los puntos más conocidos, siempre te puedes pasar por El Colmado, un restaurante español a tan solo unos 200 – 300 metros de la plaza (prometo que no es publicidad y no me pagan por ponerlo aquí. He estado varias veces allí y me gusta el trato del personal y la calidad de los productos)

Fernsehturm

Fernsehturm desde Hotel ParkInn

Finalmente y ya que estamos en la Alexanderplatz nos vamos a la Fernsehturm, la torre de la televisión. El edificio más icónico y representativo de Berlín.

No me malinterpretes aquí, me encanta esta torre. Me encanta verla desde cualquier punto de la ciudad. Allí imponente, como vigilando a todos los berlineses. Me gusta verla como una especie de madre protectora que vigila por la seguridad de todos sus protegidos, los berlineses.

Por el momento, sigue siendo el edificio más alto de la ciudad.

Pero la gente tiene cierta tendencia y obsesión por subir a su plataforma giratoria para tener unas asombrosas vistas de la ciudad.

«Entonces, Dani, si hablas tan bien de la torre ¿por qué la incluyes entre los lugares a no visitar?«

Primero porque es muy caro el ticket para subir y las colas suelen ser eternas.

Segundo porque, ¿no crees que es mucho más interesante subir a algún otro mirador donde tengas también vistas de la ciudad que incluyan la Fernsehturm? Como ya he dicho, me gusta ver la torre, por eso prefiero incluirla en mis vistas.

Si quiero subir a alguna ubicación que me permita disfrutar de unas vistas panorámicas de la ciudad prefiero que éstas incluyan la torre a verlas desde la torre.

Las más impresionantes se pueden dar desde la terraza panorámica del Hotel Park Inn que hay en la misma Alexander Platz. Es tan poca la distancia entre ambas, que la torre de la televisión se puede observar en todo su esplendor.

Otro de los lugares desde el cual disfrutar de unas maravillosas vistas de Berlin, incluyendo la torre, es desde la terraza panorámica de la Funkturm (torre de la radio). Sólo que en ese caso, la torre de la televisión, al estar mucho más lejos, se vez más pequeñita.

Pero si sigo sin convencerte y quieres subir a la Fernsehturm hay quien recomienda que es mejor subir a su restaurante / cafetería a desayunar que a la plataforma panorámica. Por un precio similar tendrás las mismas vistas, pero te llevarás un desayuno. No te puedo recomendar nada aquí, ya que nosotros no lo hemos hecho.


¿Añadirías algún otro lugar a evitar? ¿Quitarías alguno de estos?

Si eres todo un Sherlock Holmes, habrás podido deducir por el título que esta es la primera parte de otras más. En las siguientes intentaré añadir lugares que sí recomiendo visitar. No prometo cuándo será 🙂

Mientras tanto, buenas vacaciones!

Deja un comentario